Close

Anatomía de la corrupción y la lucha por la Presidencia

Ya casi nadie recuerda lo desastroso que fue la alcaldía de Rodolfo Hernández, un empresario gritón, deslenguado, admirador de Álvaro Uribe Vélez y Adolfo Hitler, que calificó al segundo de “gran estadista” y al primero de “gran hombre.”

Más lecturas

scroll to top