Close

Lamia El Sadek: «Son nuestras vidas las que están en juego»

La directora ejecutiva de Dignity and Power Now, explica en esta entrevista las causas y cómo opera el racismo estructural en sus comunidades y de que manera resisten y avanzan en su lucha.

Diego Marín Ríos
Foto cortesía de Dignity and Power Now.

Foto cortesía de Dignity and Power Now.

La fuerza  del movimiento #BlackLivesMatter ha conmocionado al mundo de tal manera que ha sido lo único capaz de desplazar la pandemia de los principales titulares de prensa. La ruptura que está produciendo en la sociedad norteamericana llega a tal profundidad que ha hecho que el alto mando militar, incluyendo al ministro de defensa, se aparte pública y vehementemente de las acciones del presidente Donald Trump. El impulso de la protesta ha hecho que la gente rete las medidas sanitarias, en un mundo aún golpeado por el confinamiento. El rechazo al racismo y a la supremacía blanca está derribando estatuas hasta en Bruselas.

Si bien el asesinato de George Floyd a manos de la policía constituye un punto de inflexión en la lucha por la igualdad de derechos en los EE.UU., la brutalidad policial y la estigmatización de las personas negras y morenas es un fenómeno ya bien conocido y uno de los ejes centrales de una lucha que se viene librando diariamente desde hace muchos años.

Dignity and Power Now es una organización de Los Ángeles, fundada en 2012, que trabaja activamente contra el abuso policial, busca reorientar la política de seguridad desde una perspectiva social y acompaña a las víctimas del encarcelamiento masivo y sus familias. Su directora ejecutiva, Dr. Lamia El Sadek, explica en esta entrevista las causas y como opera el racismo estructural en sus comunidades y de que manera resisten y avanzan en su lucha.

El racismo estructural en los Estados Unidos no es nada nuevo, pero hoy en día es el principal titular en la mayoría de los medios de comunicación de todo el mundo. ¿Cómo describirías a activistas de otros países, el racismo estructural en los Estados Unidos? ¿Qué implica y cómo se manifiesta este racismo en la práctica?

El racismo y la supremacía blanca no son nuevos y no son un fenómeno estadounidense. Hemos visto a los indígenas luchar por su territorios y a los negros y morenos padeciendo los efectos de la esclavitud y la opresión colonial, viviendo en comunidades empobrecidas y encarcelados masivamente. Estamos viendo cada vez más vidas negras y morenas ser tomadas a manos de las fuerzas del orden y eso es un resultado directo del racismo estructural en los Estados Unidos.

Lamia El Sadek.
Lamia El Sadek.

Cada día luchamos por nuestro poder, por esa humanidad que con frecuencia es apropiada deliberadamente por otros. También estamos luchando por nuestras vidas, y por la vida de nuestros hijos, porque la cancha de juego nunca ha estado nivelada para las comunidades negras y morenas.

Vemos racismo estructural en todos los niveles de los Estados Unidos, desde las principales empresas del país que no tienen personas negras y morenas en cargos de liderazgo, hasta en la desproporcionada tasa de personas negras y morenas encarceladas y en la desfinanciación de nuestras comunidades y sistemas educativos. También lo vemos en la forma en que los negros y morenos son criminalizados y asumidos como culpables.

¿Cómo  lucha Dignity and Power Now contra ese racismo estructural?

Dignity and Power Now trabaja firmemente para reducir la financiación de la policía. Trabajamos para sensibilizar acerca de que la respuesta a los problemas de seguridad NO es aumentar los presupuestos policiales, y que la respuesta definitivamente no es imponer la policía en todas partes.

Vivimos en una época en la que se llama a la policía hasta cuando unos estudiantes están peleando en un bachillerato. La escuela no es un lugar para la policía, es un lugar para un maestro, un psicólogo, un padre o tutor, es el lugar para los profesores y rectores.

En Dignity and Power Now nos organizamos y luchamos durante años hasta conseguir que el Concejo de Los Ángeles anulara un plan de $3.500 millones de dólares para construir una nueva cárcel. Ahora estamos trabajando de la mano del Municipio de Los Ángeles con las Alternativas al Encarcelamiento (ATI). Este trabajo introduce una nueva visión para abordar muchos de los temas que llevan al encarcelamiento injusto. El informe ATI propone programas de rehabilitación en lugar de encarcelar a personas por delitos de drogas, programas de vivienda para quienes no tienen hogar, así como ofertas de salud mental para las miles de personas en las cárceles que padecen estas enfermedades, las cuales siempre empeoran en el encierro. 

También trabajamos con familias de personas encarceladas y familias cuyos seres queridos murieron en las cárceles o a manos de la violencia policial. Abordamos los traumas provocados por años de criminalización y encarcelamiento masivo, lo cual está profundamente arraigado en el racismo sistemático.

En Dignity and Power Now nos centramos en el liderazgo de los grupos más afectados por el racismo y la discriminación sistémica. Nuestro equipo está formado por personas negras, morenas, LGBTQIA+ y por personas anteriormente encarceladas.

Foto cortesía de Dignity and Power Now.
Foto cortesía de Dignity and Power Now.

Breonna Taylor, Ahmaud Arbery y George Floyd. Mientras decimos y recordamos sus nombres y los de muchos más. ¿Por qué son tan emblemáticos estos casos y por qué desencadenaron las protestas masivas que estamos viendo ahora?

Estos asesinatos atroces son el resultado de diversas tácticas policiales de violencia y racismo, ya sea aplicando ordenes judiciales de entrar sin llamar a la puerta como en el caso de Breonna, la acción de los vigilantes supremacistas blancos en el caso de Ahmaud, o el uso de la fuerza mortal como en el caso de Tony McDade y George Floyd.

Es importante tener en cuenta el cambio en el país: las organizaciones y las empresas están hablando de los efectos del movimiento #BlackLivesMatter de manera innegable. En las calles hay personas de diferentes orígenes que exigen justicia, marchando juntos, hombro con hombro. Vemos a todo tipo de personas apoyando este movimiento porque ahora TODAS las vidas negras importan (ALL Black Lives Matter).

¿Cuáles son las características de las protestas actuales, cómo se llevan a cabo? ¿Cuáles son las acciones y el simbolismo que utilizan las personas que marchan, y qué papel juega la tecnología para el movimiento Black Lives Matter y el de Dignity and Power Now?

En este momento, las redes sociales siguen jugando un papel importante en la organización y para la ampliación de las protestas. Personas de todas partes pueden mantenerse informadas de las últimas acciones y detalles de las protestas.

Organizaciones y coaliciones como Dignity and Power Now, Black Lives Matter, JusticeLA, Reform LA Jails y el Movement for Black Lives estamos ampliando el alcance de nuestros mensajes a través de acciones directas: mensajes de texto masivos, campañas, divulgación de argumentos, kits de herramientas para las redes sociales, y conectándonos con otras organizaciones para compartir el mensaje.

Teniendo en cuenta el contexto actual, con Donald Trump de presidente, la pandemia del COVID-19 y la consecuente crisis económica: ¿Cuál es el alcance que el movimiento Black Lives Matter espera tener? ¿Qué esperan alcanzar y qué constituiría un triunfo para el Movimiento?

El movimiento exige una fuerte reducción del gasto en policía, y justicia y responsabilidad por los asesinatos de George, Breonna, Ahmaud, Tony y un sinnúmero de personas. También exigimos que se reinvierta en nuestras comunidades negras y morenas para construir futuros sostenibles.

En pocas palabras: son nuestras vidas las que están en juego.

Diego Marín Ríos

Observando desde la popa del Titanic. Historiador colombiano residente en Noruega.

scroll to top