Close

Nicolás Lozano: «El fútbol es un negocio en el que cada uno tira para su lado»

En Colombia se han visto actitudes deleznables hacia las jugadoras por parte de algunos directivos y dueños de equipos.

Redacción

Tertulia deportiva. Imagen de Nicolás Lozano

Un luchador profesional chocoano se juntó en Bogotá con una costurera manizalita. De esta pareja nació Nicolás Lozano, el niño que se convertiría en recogebolas en el Campín de Bogotá cuando la Selección Nacional era dirigida por Efraín “El Caimán” Sánchez. Probó suerte como futbolista en el Quindío, Tolima , Millonarios y Santa Fe, pero lo suyo fue la narración. Se volvió comentarista deportivo bajo la tutela de Carlos Arturo Rueda Calderón, el decano de la radiodifusión deportiva en Colombia, quien fue su padrino de bautizo, comunión y confirmación. Narró y comentó fútbol en Colombia hasta que recaló en Europa. Desde Barcelona narra y comenta futbol latinoamericano para la plataforma GOL TV de Mediapro, CM& y Canal Uno de Colombia.   

¿Cómo afectará al fútbol profesional la pandemia de Covid-19? ¿Seguirá la danza de los millones?

El primer conflicto surgió por la falta de unidad de criterio entre las federaciones en cuanto a la posibilidad de finalizar las correspondiente ligas domesticas, incluso, las competiciones UEFA. Es una situación entendible por las diferencias de cada país, especialmente en el contexto del fútbol europeo. Europa es el continente en donde se mueve el mayor flujo de operaciones y transacciones relacionadas con el fútbol. Transacciones, básicamente económicas, cuyo producto es el futbolista.

Otro aspecto a tener en cuenta y que también esta causando hondas fisuras al interior de los directivos del balompié internacional, es la reanudación de los torneos respectivos. Están en juego muchos intereses. El interés de las Federaciones es diferente al de las Ligas. El llamado “mejor espectáculo del mundo” es un negocio en el que cada uno tira para su lado y esta situación crea muchos desacuerdos.

El parón afecta a los beneficiarios directos del fútbol, pero sobretodo a cientos de personas que se encuentran en las márgenes del negocio, esa especie de “economía sumergida” que da de comer a los apostadores, vendedores de camisetas, camareros de bares sport, etcétera. El aficionado raso que, encuentra en el fútbol un alivio a su monótona vida, siente la ausencia del balón rodando en el césped.

Independientemente de los funestos resultados, que a nivel humanitario, nos dejará la pandemia de Covid-19, el fútbol y sus dirigentes parecen estar muy seguros de que el fructífero negocio continuará. Quienes sacan la mayor tajada del negocio del fútbol miran para su lado. Para ellos lo más importante es el negocio y no el deporte en sí mismo. La vida, como el fútbol, continuará, por tanto la danza de los millones también.  

¿James Rodriguez no juega? ¿Por qué unos futbolistas colombianos triunfan en Europa y otros no? 

El tema James Rodriguez es un caso particular que tiene dos lecturas: la de Colombia y la de su espacio laboral, que es el fútbol internacional europeo. El caso del Cucuteño comienza a tener fecha de caducidad para los intereses del seleccionado nacional colombiano, para el club que en este momento lo tiene contratado y para el mismo jugador. Su falta de presencia tanto en la Selección como en el Real Madrid está bajando la cotización de un gran elemento que, por falta de una estructuración educativa y mental, podría terminar sus días como muchos de los otrora grandes jugadores provenientes de Suramérica. 

El tema James Rodriguez es un caso particular que tiene dos lecturas: la de Colombia y la de su espacio laboral, que es el fútbol internacional europeo. 

Los futbolistas colombianos que han sobresalido en Europa tiene que ver con varios factores. No basta con ser un futbolista con talento. Si el talento no va acompañado de un escudo, una infraestructura, detrás del jugador, las cosas pueden fallar. Ese escudo lo componen su manejador, representante y manager. Hay otros aspectos como la formación, los valores, la familia, etcétera que también son importantes, pero esto merece un capítulo aparte.

¿Qué está pasando en el Barça? ¿Estamos ante el declive de Messi?

En el Barca actual esta ocurriendo algo que se está volviendo costumbre: las directivas se equivocan en el momento menos indicado. Uno de los rasgos de la cultura catalana es lo que se conoce como el “seny” (sentido común). A las directivas del Barça les ha faltado sentido común en momentos en los que más se necesita. El Barça es el actual campeón del la liga española, la cual no es la “mejor del mundo” como pretenden venderla algunos comentaristas.   

Nicolás Lozano desde el Camp Nou

El líder del Barça desde hace varios años es Lionel Messi. El argentino no puede pagar los platos que quiebran los directivos. Las innatas cualidades futbolísticas de Messi no están en cuestión y las demuestra en cada competición. Yo no hablaría de “declive” de Messi porque allí están sus números. La historia lo dirá, pero por ahora debo afirmar que «la pulga” tiene cuerda para rato.

¿Cómo valoras el futbol femenino en Europa? ¿Qué jugadoras colombianas pudieras destacar?

El fútbol femenino, en Europa esta avanzando de manera muy organizada y notable. La calidad es indiscutible y sigue evolucionando. La asistencia a los encuentros es creciente y hemos visto estadios llenos. Los estadios se están llenando. El fútbol femenino está en un buen momento y hay que bregar para que se universalice, porque hay lugares del mundo en los que ha sido muy difícil para las mujeres. En Colombia se han visto actitudes deleznables hacia las jugadoras por parte de algunos directivos y dueños de equipos. 

Natalia Gaitán, la capitana de la Selección Colombiana, ha mostrado su calidad en el Valencia de España. La centrocampista Isabella Echeverri que milita en el Sevilla es una jugadora destacada. Son muchas las futbolistas colombianas que están triunfando dentro y fuera del país, pero son ignoradas por la prensa deportiva, cosa que está mal.

¿Quién falta en la Selección convocada por Queiroz?

“Son muchos los llamados, pero poco los escogidos», dice un dogma de la Iglesia y esto vale para el fútbol. Son pocos los casos en que un jugador es llamado a la Selección y no acude. 

El fútbol Colombiano está en una nueva fase que yo llamaría de “exploración”, es decir, tomando lo mejor del balompié universal, cosa que alegra y reconforta de cara a los resultados. La internacionalización del futbol colombiano comenzó con Francisco Maturana García, él fue el precursor y luego otros han continuado la senda con resultados satisfactorios. 

En todo caso, nunca habrá plena conformidad con los escogidos para vestir la camiseta de la Selección, máxime cuando empiezan a descollar talentos en ligas potentes como las europeas. Es el caso del bogotano Éder Álvarez Balanta, un defensor central que debe estar en la Selección.  

¿Qué libro y qué película, serie o documental sobre fútbol recomiendas a los lectores de El Comején? 

Recomiendo la lectura de El rey Pelé, el hombre y la leyenda, de Eddy Simon en formato de cómics. La película Diamantes negros, interpretada por Willy Toledo, es un drama que no pueden perderse los seguidores del fútbol.  

Redacción

Equipo de redacción El Comején.

scroll to top