Close

Anillos de cebolla

Descubro que una mancha negra, sobrevive en la espalda del mártir

Pedro Felipe Ortiz Bravo
Cebolla cortada

Imagen de Shop Cottage en Pixabay

Si al pasar el paño húmedo por la tabla,

descubro que primero 

fue la mano que empuñó el cuchillo 

y luego el pulso, 

que sobrepuesto a la necesidad,

empujó la hoja de acero, 

en vertical,

para coartar el sustento,

para echar a volar los gases de la tierra,

para mezclar,

indignamente,

las rodajas de cebolla, de calabacín, 

de pimiento rojo y de pimiento verde.

Si al pasar el paño húmedo por la tabla,

descubro que una mancha negra 

sobrevive en la espalda del mártir 

y que gorgojos y hormigas diminutas,

patinan, 

mientras sueño, 

sobre una herencia helada.

Si al pasar el paño húmedo por la tabla,

descubro en derredor un batallón de astillas 

dispuestas a alojarse en mis dedos,

dispuestas a tomarse la sensibilidad de mi tacto,

dispuestas a evitarme el escándalo y 

el derramamiento de sangre.

Si al pasar el paño húmedo por la tabla,

advierto que mi otra mano alista y adereza 

un gran pedazo de carne 

para ser lanzado a la sartén hirviendo

en la que ya, encogidas y dispersas,

resisten,

las primeras víctimas del arma blanca.

Si al pasar el paño húmedo por la tabla,

me descubro llorando,

¡juro por la primera rodaja de cebolla!

que haré de esta tabla 

un escombro de tabla,

un recuerdo de tabla,

un pedazo del cajón, 

sobre el que, 

hinchado de cerveza, 

me acostaré sin comer.

Pedro Felipe Ortiz Bravo

Bogotá, Colombia. Poeta y literato. Autor del libro La Isla Redentora. Invitado a la edición No. 34 de La Revista Atlántica de Poesía en el centenario del poeta catalán Màrius Torres. Ha participado en recitales poéticos en Casa América de Madrid, Casa de la Cultura de Tenjo y en el Festival PoemaRio de Barranquilla. Fue Vicecónsul de Colombia en Barcelona, encargado de los asuntos sociales y culturales.

scroll to top